Demi Lovato vuelve a clínica de desintoxicación

Demi Lovato ha tenido la fuerza y la honestidad de volver a rehabilitación para luchar contra sus adicciones.

Demi sigue sana y fuerte y se encuentra en un centro de rehabilitación por decisión propia. Demi informa, que ha estado teniendo una vida sobria durante más de un año, después de su tratamiento de rehabilitación en 2010.

Este viernes (11 de enero) surgieron rumores de que Demi Lovato está viviendo en un una casa de Los Ángeles especializada en impedir el recaer en las acciones que la llevaron a internarse hace tiempo. Esto sólo para mantener su salud.

Una fuente le dijo a People, “Ella es muy inteligente. Ella hace lo que sea necesario con tal de mantenerse saludable”.

demi 110113 n1

Esto no es precisamente una sorpresa tomando en cuenta que la estrella de 20 años siempre fue sincera con respecto a lo que la aquejaba, esto tras tener un enfrentamiento físico con una bailarina hace más de dos años.

Lovato buscó ayuda y fue diagnosticada como bipolar. Tras sufrir mucho en privado, Demi finalmente habló del tema en una entrevista, “Tomo un día a la vez. Estaría mintiendo si dijera que no hay días en que sencillamente no quiero salir de la cama porque me siento apenada por mi cuerpo”.

Esta semana la actriz y cantante se despidió una vez más de Twitter, y ahora circula el rumor de que ella está en tratamiento.

La ex estrella Disney tuvo que acudir hace algún tiempo a un centro para que le ayudaran a superar la anorexia y bulimia que sufría pero en esta ocasión, su situación está más relacionada con adicciones alejadas de trastornos alimenticios.

Blind Gossip indica que Demi Lovato estuvo haciendo creer a sus fans que se había recuperado, pero que en realidad seguía consumiendo grandes cantidades de cocaína.

Lo cierto es que Demi Lovato estará unas semanas en tratamiento, y se desconoce si en realidad volvió a caer en las drogas.

Uno de los representantes de la actriz, sin embargo, negó la información sin dar detalles sobre cómo está la artista.

Anímate a comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *