La nueva propiedad de Demi Lovato: Clínica de Rehabilitación CAST

La cantante y actriz Demi Lovato reveló en una entrevista exclusiva al programa norteamericano “Sunday Morning”, que hace poco tiempo decidió comprar parte de una nueva propiedad, lo cual no sería una novedad sino se tratara del Centro de Rehabilitación CAST de Los Ángeles, el cual se dedica a brindar apoyo a personas con problemas de drogadicción.

La cantante reveló que decidió comprar una parte sustancial del centro de rehabilitación simplemente porque esto la hace sentir bien consigo misma, sin embargo, es conocido por todos que este fue el mismo lugar en donde ingreso en 2013 en su lucha contra las adicciones y la bulimia.

La nueva propiedad de Demi Lovato

La nueva propiedad de Demi Lovato

Demi declaró que antes de convertirse en una famosa cantante hizo un pacto con Dios, mediante el cual, si se convertía en una cantante exitosa, utilizaría ese talento para hacer cosas más grandes que simplemente cantar: “voy a ayudar a la gente con ella” sentenció Lovato.

Demi Lovato en lucha contra la bulimia y adicciones

En 2013 la vida de la cantante se encontraba de cabeza, con problemas de bulimia, adicciones y depresión fue ingresada por sus padres al Centro de Rehabilitación CAST, después de un incidente al golpear a una bailarina de su elenco.

Una vez ingresada Demi confiesa que al encontrarse dentro sentía que vivía dentro de una pesadilla, ya que no es sencillo afrontar los problemas que tenía. Al respecto Mike Bayer, responsable del centro,  recordó frente a los medios que a su ingreso la cantante vivía encerrada en ella misma, respondía a las preguntas que se le hacían con monosílabos, además de dormir durante horas: “no se preocupaba por nada ” afirma.

Tras superar este hecho en su vida la cantante ha intentado servir de inspiración a los jóvenes que padezcan problemas de alimentación y drogadicción, con un especial énfasis en aquellos que sufren algún tipo de trastorno mental como ella (fue diagnosticada con Trastorno Bipolar).

Anímate a comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *