Los escándalos de Demi Lovato

La vida de toda estrella siempre está sujeta al escándalo público, ya que son observadas en todo momento, en especial cuando no se comportan adecuadamente o comenten algunas imprudencias, y como ninguna persona es perfecta estos escándalos pueden pasar en algunos momentos de su vida, un ejemplo de ello ha sido Demi Lovato la cual se ha visto envuelta en ciertos escándalos.

  • Demi Lovato en rehabilitación: Demi estuvo en rehabilitación en dos ocasiones en los años 2010 y 2013 a causa de sus desórdenes alimenticios y el consumo de alcohol lo que le generó depresión, estrés y mucho dolor, sin embargo luego de salir de las mismas la cantante se siente súper feliz y muy motivada.
  • Sus poses sexys: Otro hecho que muy llamativo fue cuando ella tenía 18 años y se publicaron fotos algo comprometedoras de la cantante en las que se puede observar a la misma en poses sexy con algunas amigas, insinuando en esos momentos que la cantante era lesbiana.
  • Un escándalo con el que ella fue relacionada es cuando el cantante y actor Joe Jonas dio unas declaraciones donde mencionaba que Demi y su amiga Miley Cyrus lo habían inducido a fumar marihuana.

Escándalos de Demi Lovato

  • Demi ha sido criticada por publicar en las redes sociales fotos sexy de ella, que han sido sensación entre sus fans, pero también se filtraron fotos más íntimas de la cantante donde ella realizaba poses desnudas.
  • Pero también, ha tenido ciertos impases con otras personalidades del medio artístico así fue el caso de la cantante Paulina Rubio, ambas fueron jurados en el programa de The X Factor, en donde ambas competían por ser reconocida como la mejor jurado.
  • Uno de los escándalos en el que ella se vio involucrada fue antes de los 18 años en donde se dijo que ella consumía cocaína, claro fueron solo rumores nada confirmado.

A pesar del excelente trabajo de Demi Lovato, su mística de trabajo y trabajo altruista, no escapa de estar envuelta en escándalos, así que sabremos cosas nuevas de ella.

Anímate a comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *